jueves, 11 de diciembre de 2008

Todo lo que se mueve está vivo. El aparato locomotor.

Al estudiar el aparato locomotor entro de lleno en esta idea, sólo se mueve lo que está vivo y con esa visión estudio los huesos, los músculos y el sistema nervioso que ordena los movimientos.
El movimiento es lo que separa lo animado (dotado de alma), de lo inanimado (lo que no la tiene).
Mientras que trabajo pienso constantemente en la danza, como si cada definición del movimiento, o de sus partes, me obligara a definir cual es su esencia.

“Si efectivamente, existe lo que llamamos primer movimiento, éste sería la acusa de la generación y de la corrupción, e igualmente de todos los movimientos”. Aristóteles, “El movimiento de los animales”

Pienso, como Aristóteles, que el movimiento no es unicamente el desplazamiento del cuerpo. Que a través de el movimiento debo de pensar en lo que mantiene al cuerpo vivo y en lo que lo destruye. Que la danza que aborde ha de mostrar que lo que vive se mueve, cambia, y se desgasta para mantenerse con vida.