jueves, 14 de octubre de 2010

Mi silencio

Dice Aristóteles:“Pero la palabra es para manifestar lo conveniente y lo dañino, lo justo y lo injusto”. Por eso ahora callo.