lunes, 19 de enero de 2009

Una fuerza que no se duerme jamás

"Durante el reposos muscular, es decir en el intervalo de los movimientos producidos por la actividad nerviosa, voluntaria o instintiva, los músculos poseen una fuerza que no se duerme jamás y que sólo se pierde con la vida. Esta fuerza la llamamos tonicidad." Mecanismo de la fisonomía humana. G.B.A. Duchenne (Neurólogo francés S. XIX)