viernes, 16 de julio de 2010

El tracto silencioso

Hay una parte del bulbo raquídeo que se llama tracto silencioso y que recibe los estímulos de la boca. Me gustó que fuera silencioso el centro de tanta sensibilidad.

Y Cristóbal me escribe esto:
El adjetivo "solitario" ha resultado ser muy apropiado - como tú insinúas - para ese grupo de neuronas [núcleo] y ese puñado de fibras [tracto] que cumple la difícil misión de darnos el placer del "gusto" o, en su caso, el desagrado del "disgusto". Porque para discriminar, con la mayor precisión posible, entre lo agradable y lo desagradable es necesaria la "soledad deseada", una cierta lejanía y la discreción, que procura el pasar casi desapercibido.